¿A qué tipo de inversionistas apoya NSC Asesores?

Patrimonios personales

NSC Asesores apoya y orienta a inversionistas que han llegado a formar patrimonios de consideración y que desean conservarlo y hacerlo crecer con la mayor seguridad posible.

Para ello, el manejo de un patrimonio debe tener objetivos de largo plazo, y no el de realizar operaciones especulativas de corto plazo, ya que las tendencias de los mercados pueden tener distorsiones que se compensan y minimizan con el tiempo.

Asimismo, con el fin de reducir riesgos en las inversiones, es conveniente que el portafolios de inversión se diversifique adecuadamente, pues esta diversificación permite lograr un riesgo general menor.

Inversionistas institucionales

NSC Asesores otorga también asesoría a sociedades de inversión, a fondos de pensiones, a compañías de seguros para sus reservas técnicas, así como a empresas para su tesorería.

Para estas entidades conocidas como inversionistas institucionales, el apoyo de NSC Asesores representa un beneficio en tiempo y dinero, ya que se ahorra la integración de un costoso equipo de ejecutivos de finanzas.

inversion apoya

Más que todo, el apoyo de los asesores en inversión de NSC Asesores garantiza que los capitales estén manejados con la independencia y el profesionalismo requerido, dando a sus clientes institucionales el servicio particular que les corresponde.

NSC Asesores al contrario de un banco o una casa de bolsa, la ley le prohibe comprar en firme por cuenta propia un instrumento financiero para colocarlo posteriormente, hecho que evita conflicto de intereses en lo que concierne a la selección de los instrumentos de inversión.

El elevado monto de capitales manejados, así como la amplia diversificación, de sus fuentes de cotizaciones, permite a NSC Asesores obtener en beneficio de sus clientes institucionales, las mejores tasas en los mercados de dinero y los mejores precios en los títulos de deuda de largo plazo.

NSC Asesores estructura para el inversionista institucional estrategias sofisticadas para optimizar el rendimiento dentro de los parámetros de inversión establecidos por cada uno, aprovechándose de todos los instrumentos de cobertura y arbitraje existentes.