Para evitar conflictos de interés en la toma de decisiones, la Comisión Nacional de Valores, la Asociación Mexicana de Asesores Independientes de Inversiones en Valores y el Art. 226 y 227 de la Ley del Mercado de Valores (el cual rige el marco de comportamiento de los asesores en inversiones), prohíben estrictamente que un asesor reciba cualquier tipo de remuneración por parte de las instituciones financieras o de las emisoras.

Los ingresos de NSC Asesores provienen única y exclusivamente de los honorarios pactados con el cliente, y éstos se definen con base en un porcentaje fijo sobre el monto total de la cuenta asesorada.

De esta manera, los incentivos económicos de NSC Asesores están en función de la preservación y el crecimiento del patrimonio del cliente, lo cual implica una completa armonía entre los objetivos de ambos.